Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies aquí. Si continuas navegando, estás aceptándola.
Política de cookies +

¿ Cómo me divorcio ?

¿ Cómo me divorcio ?



PRIMERO:


Para comenzar a tramitar su divorcio de mutuo acuerdo o divorcio expres, primero debe contactar con Divorcio R que R, por vía telefónica o E-mail, para poder informarle sobre las distintas opciones, así como de los trámites, documentos y costes del proceso.


SEGUNDO:


En segundo lugar, deberá facilitar a Divorcio R que R, la información y documentos necesarios para poder redactar el Convenio Regulador, documento en el que se plasmarán los acuerdos a los que han llegado los cónyuges para poner fin a su matrimonio (Atribución del domicilio conyugal y del ajuar familiar, Atribución de la guarda y custodia de los hijos, Régimen de visitas, pensión de alimentos; pensión compensatoria, etc), redacción de la demanda o contestación de la demanda, tanto si fuese de mutuo acuerdo o al final si fuese un procedimiento contencioso.


TERCERO:


Una vez firmado el Convenio Regulador, procederemos a presentar la demanda de divorcio en el Juzgado, o preparar en la Notaría, el Acta de divorcio. Tan solo tendrá que acudir el día y a la hora que le indiquemos para ratificar la solicitud de divorcio y el convenio regulador propuesto. Si fuese un procedimiento de Divorcio Contencioso, procederemos a la redacción de la demanda, a la contestación de la demanda si fuese el caso y su posterior presentación en el Juzgado.


REQUISITOS:


- Debe haber transcurrido 3 meses desde que se celebró el matrimonio.

- No existe obligación de repartir los bienes comunes.

La liquidación de los bienes comunes o gananciarse se puede efectuar en el mismo momento del divorcio, o en un momento posterior. Eso sí, una vez que se haya dictado Sentencia de divorcio, si teníamos el régimen económico de gananciales, éste va a quedar disuelto. Así, los bienes que a partir de ese momento adquieran cada uno de los cónyuges les pertenecerán de manera privativa (serán de ellos únicamente).

- No es necesario alegar ninguna causa o motivo por el que queramos solicitar el divorcio.

- Es necesario haber tenido el último domicilio conyugal (del matrimonio) en territorio español, o al menos que lo haya tenido uno de los miembros de la pareja. No importará que el matrimonio se haya contraído en el extranjero ni cuál sea la nacionalidad de los cónyuges. En el caso de que ambos cónyuges sean extranjeros, tendrán que presentar certificación de la ley nacional aplicable que haya sido emitida por la Embajada que corresponda.